Fisioterapia

Decidí estudiar fisioterapia cuando era bastante pequeña, siempre he estado ligada al mundo del deporte y veía a mis compañeros de equipo lesionarse continuamente.

Ver como esto les impedía competir me hizo darme cuenta de que yo quería ayudar a la gente a recuperarse y hacer lo que más les gustaba. Más adelante un familiar tuvo un accidente que lo apartó de su vida laboral, y ver el duro trabajo que hicieron los fisioterapeutas con él me hizo afianzarme en mi decisión y amar más esta profesión. Creo que no podría haber elegido mejor mi futuro. Desde la carrera siempre me enfoqué a la fisioterapia deportiva y a la recuperación de lesiones, desde que hice las prácticas curriculares en la selección junior femenina de voleibol. En el momento que empecé a ver deportistas recuperarse tuve claro que ese era mi objetivo como profesional. Después empecé a trabajar con la selección junior masculina y ha sido mi sueño cumplido.

Desde el inicio de mi vida laboral he trabajado junto a grandísimos readaptadores y me he dado cuenta que la fisioterapia se queda corta si no es acompañada de ejercicio. Considero tan importante una buena valoración y tratamiento manual como una readaptación adaptada a cada paciente y patología.

Trabajo mucho con técnicas como la punción seca y la electropunción, así como técnicas de terapia manual, activación y movilidad.

En el mundo las cosas cambian muy rápido, y mucho más en la rama de la salud, por eso considero muy importante la formación continuada, por lo que sigo estudiando y formándome.

Me encantaría que en un futuro la fisioterapia tenga una visión diferente, en la que nos centremos en los individuos y conseguir que los pacientes sean partícipes activos de sus tratamientos, y que la fisioterapia sea más orientada a la prevención de lesiones que el tratamiento de las mismas.

¿Necesitas ayuda?

¿Tienes alguna duda o necesitas ayuda? Estamos aquí para ayudarte. Contacta con nuestro equipo por WhatsApp.