Método para estar en tu peso para siempre

Hola ¿Cuántas veces has intentado estar en tu peso? especialmente en la temporada preveraniega donde hay una mayor sensibilidad por el “momento playa”.

Hay veces que te planteas hacer ejercicio, quedando con amigos o echándole valor y apuntándote al gimnasio pensando que ojalá esta sea la definitiva y tener la constancia que siempre has deseado.

Reto 360 Pérdida de Peso

Conoces los beneficios, admiras y miras con cierta cara de odio a quien lo consigue y te terminas culpabilizando y para no sufrir “pasando” pensando que la próxima vez será la buena.

Pues no es a ti a la única persona que le pasa:

-Solo un 20% de la población hace ejercicio con la frecuencia recomendada.

-El 50% de los españoles les preocupa llevar una alimentación saludable y han cambiado algún hábito en los dos últimos años, pero solo un tercio tiene una buena alimentación.

-El 50% de los españoles tiene problemas de sobrepeso u obesidad

Y el peor dato de todos es que los niños/as hacen lo que ven, no que les dicen siendo España cabeza en cifras de obesidad infantil.

Siendo el sobrepeso y la obesidad de origen multifactorial y al final se define como un exceso de grasa corporal y una enfermedad metabólica esta se produce a grandes rasgos por un exceso de energía que consumimos en forma de comida y bebida respecto al gasto que tenemos diariamente. 

Aunque hay más actores dentro de sencilla ecuación como pueden ser: el nivel de estrés, el descanso adecuado, alteraciones hormonales y otras variables que pueden e influyen. 

Desde mi óptica y después de 15 años asesorando personas que desean estar en su peso hablaría de hábitos. Hablando con Rubén un amigo cocinero y preocupado por esta temática hacía una observación interesante. “Todas las semanas comemos prácticamente lo mismo” a nivel de recetas: un día arroz, un día lentejas,etc..

Yo lo comentaba “es cierto, ni una ensalada te hace delgado/a ni una hamburguesa te convierte en obeso/a”.

Es la suma de un día tras otro.

Las galletas de la mañana, el no tener tiempo para comer al medio día, los snacks, los bollos de la merienda y la cena que como es el momento “relax” de todo el día es cuando quizá un cerebro que acumula el estrés de todo el día y sabiendo que la comida activa el centro hedónico y centro del placer busca sencillamente sentirse bien y con él el exceso que conlleva a una digestión pesada y un mal descanso, volviendo al día siguiente a una rutina similar.

La pregunta que yo me hacia llegado a este punto es:

¿Qué pasaría si comienzas a meter cambios? Si el recetario semanal empieza a cambiar respectando tus gustos y teniendo en cuenta ese monstruo que se come el tiempo llamado día a día. Pues que comenzamos a tener cambios duraderos en el tiempo y como tales el peso no solo empieza a controlarse, sino que se mantiene en el tiempo. 

¿Cómo se hace? Pues obviamente depende de cada persona de ahí la necesidad de un equipo profesional detrás que escuche, oriente y motive. En líneas generales se trata de aumentar el consumo de frutas, vegetales, legumbres y pescado. Reducir la cantidad de grasas de origen animal terrestre y la cantidad de azúcar. Pero esto es diferente para cada persona. Hay personas que no les gusta la verdura fresca (ensaladas) pero el reino vegetal es muy amplio, hay quien no tiene tiempo y necesita recetas rápidas. Hay quien necesita más fruta porque la verdura no le gusta mucho o recetas para el pescado y las legumbres que le motiven. Se trata de encontrar la carencia y una forma divertida de cubrirla. 

Y además trabajar en las mismas sesiones otras cuestiones fundamentales para que realmente haya un resultado duradero como puede ser que haya un buen descanso, un buen horario, reducir el estrés y valorar cada pequeña acción porque estas sumadas en el tiempo provocan un gran cambio.

Llegado a este punto es gracioso que hablemos de método cuando vemos que para llegar al mismo punto dependiendo de la persona se toman caminos diferentes. 

¿Con la parte de ejercicio? Pues casi o más tres cuartas partes de lo mismo. 

Lo más importante del ejercicio es la continuidad y si hay una palabra clave es adhesión en definitiva realizar una actividad que te motive. Todo el mundo comienza la actividad física por un motivo, algo que quiere mejorar y se mantiene por haber generado un hábito y por el grupo de personas con las que la comparte. 

Es curioso que el ejercicio más duro que hay en un gimnasio no es físico sino mental es el tiempo que pasa mientras que decides venir hasta que llegas. 

Como trucos sabemos que el HITT o entrenamiento de alta intensidad es a nivel metabólico lo que mejor puede funcionar sin olvidar la fuerza. A nivel fisiológico sería aumentar en número y tamaño de las mitocondrias que son las “pequeñas fabricas que hay dentro de la célula” encargas de oxidar (quemar) grasas, hidratos de carbono y si es necesario proteínas para conseguir la energía suficiente para poder funcionar. 

Ahora un entrenamiento de alta intensidad necesita una supervisión porque para una persona puede ser subir unas escaleras y para otras un entrenamiento completo. 

Además, caímos en la cuenta de que es mucho más fácil si se hace en grupo, con un técnico que supervise la ejecución de los ejercicios y motive en el proceso. En un entorno que sea propicio para ello. 

Son muchos los clientes que acuden a nosotros con material deportivo en casa porque “saben” que aquí lo van a hacer y en casa siempre hay algo mejor que hacer. 

Resumiendo, ejercicio siempre, de hecho, los beneficios que vas a tener al practicarlo no dependen de la edad, ni condición física previa. El estoy muy mayor para esto es una gran mentira demostrando la ciencia que hay beneficios hasta el fin de nuestros días y para mi la parte más interesante. Genera endorfinas y serotonina que para que nos entendamos son hormonas de la felicidad. 

Existe un salto fisiológico a los 15 días de empezar a practicarlo donde comienzas a sentirte realmente bien y luego los beneficios son más ligeros pasando por una fase de meseta donde parece que no estas mejorando por eso pedimos paciencia.

Como dice el gran Tony Robbins somos muy exigentes con nosotros mismos para lo que somos capaces de hacer en unas semanas y no nos damos cuenta de lo que podemos mejorar en uno o dos años.

Por eso y pensando en cómo podíamos aportar más valor investigamos y desarrollamos el apoyo emocional a través de videos y charlas que nos ayudan a entendernos un poco mejor y tener un apoyo en nuestras horas más bajas. Trabajando aspectos básicos como un buen desarrollo de la autoestima, control de estrés, resiliencia y como mejorar otro aspecto importante que son las relaciones con los demás y con nosotros mismos. 

Para finalizar somo lo que hacemos todos los días la idea es simple pero muy efectiva, generar un habito a la hora de comer y moverte con pequeños cambios que mantenidos en el tiempo generan una gran diferencia. 

¿Aceptas el reto?

Eloy Soto

Coordinador del Reto 360 Pérdida de Peso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s