ENTRENAMIENTO Y CICLO MENSTRUAL ¿INFLUYE?

Cuando hablamos de entrenamiento, más o menos todos sabemos a lo que nos referimos, someter al cuerpo a un estímulo para obtener una mejora tras la recuperación del mismo, pero… ¿Debemos entrenar igual en todas las fases de la menstruación?

 ¿Sería interesante ver cómo le afecta el entrenamiento al cuerpo de una mujer en las diferentes fases?

En este artículo vamos a resumir los que le ocurre al cuerpo femenino en las distintas fases y cómo podemos entrenar teniendo en cuenta las mismas.

Fase Menstrual. 1-5 días

En esta fase se considera que las capacidades físicas disminuyen respecto a la normalidad de cada una, aumentando la frecuencia cardíaca, la glucosa sanguínea y la presión arterial.

El menos transporte de oxígeno, junto con la pérdida del hierro, nos llevan a la conclusión de que en esta fase no debemos realizar trabajos de alto consumo de oxígeno, es decir, de alta intensidad.

Fase Post Menstrual. 5-12 días

Se produce una mejora del rendimiento, debido al aumento de estrógenos y progesterona, teniendo un estado psicológico óptimo.

Es buen momento para un trabajo ante altas cargas y de intensidad.

Fase Ovulación: día 14

Aumento de la temperatura corporal y el volumen respiratorio por minuto. Existen variaciones de niveles hormonales, pero mantenemos el nivel de entrenamiento anterior.

Fase Post-ovulación: 17-24

Sigue aumentando la temperatura corporal y la progesterona.

El aumento del volumen máximo de oxígeno hace que el sistema respiratorio alcance una economía óptima.

En esta fase hay un aumento de la fuerza, resistencia y velocidad, se tiene una buena capacidad para aceptar un gran volumen e intensidad de entrenamiento.

Fase Premenstrual:

Es considerada como la fase más dure para entrenar, ya que se tiene una baja asimilación de carga de entrenamiento.

Puede haber más fatiga, malestar y peor concentración, por ello se recomienda disminuir la intensidad de entrenamiento, es un buen momento para seguir trabajando la fuerza.

“Existen diferencias significativas en la adaptación de la carga física en diferentes fases del ciclo menstrual, es recomendable incluir las variaciones del ciclo menstrual en las planificaciones de la actividad física femenina.”Aguilar Macías, A. S., Miranda, M. D. L. Á., & Quintana Díaz, A. (2017)

Como hemos visto es importante tener en cuenta las diferentes fases a la hora de llevar una planificación de entrenamiento, pero también es importante la comunicación de, en este caso, la mujer entrenada con su entrenador o entrenadora, ya que podemos planificar un entrenamiento teniendo en cuenta estas pautas, pero debemos individualizar el entrenamiento a las características y sensaciones de cada persona.

Espero que te haya sido útil, recuerda que en kronos Almería te ayudamos a cumplir tus objetivos teniendo en cuenta las últimas evidencias científicas. ¡A darle caña!

Javier Campillo.

Coordinador Reto 360 Oposición.

Bibliografía:

-Aguilar Macías, A. S., Miranda, M. D. L. Á., & Quintana Díaz, A. (2017). La mujer, el ciclo menstrual y la actividad física. Revista Archivo Médico de Camagüey, 21(2), 294-307.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s