NO EMPIECES LA CASA POR EL TEJADO, PLANIFICACIÓN DE ENTRENAMIENTO PROGRESIVA

Todos tenemos prisa por mejorar, por llegar a un rendimiento determinado, esto requiere de tiempo y planificación, por norma general podríamos escoger 3 fases hasta llegar a nuestro rendimiento objetivo.

1. Adaptación.

2. Mejora.

3. Mantenimiento.

Javier Campillo

Estas 3 fases son un ejemplo, pues puedes dividirlo en las fases que interese y llamarlas como quieras, pero voy a intentar explicarlo de la mejor manera posible. Hoy me voy a centrar en la primera fase, ya que por “prisas” nos la podemos saltar.

ADAPTACIÓN

Al igual que construir una casa, no podemos empezar por el tejado, si no crear unos buenos cimientos, es decir, tenemos que crear una base donde seguir construyendo nuestro rendimiento.

Siguiendo el principio de individualización no puede haber un “a, b, c” a seguir, pues cada persona partirá de una base distinta, pero os voy a contar como vamos a funcionar en las primeras semanas, meses de planificación de entrenamiento.

En esta fase comenzaremos a adaptarnos al entrenamiento, nos iremos familiarizando con materiales y técnicas de ejercicios, queremos que realizar ciertos movimientos sea cómodo para nuestro cuerpo y que poco a poco vayamos progresando en cargas y en intensidad.

No tenemos que desesperarnos pues todo requiere su tiempo, recuerda que las mejoras neuromusculares (fuerza) será notables antes que las visibles (hipertrofia).

En esta fase trabajaremos con menos volumen e intensidad que en las fases posteriores por razones obvias.

Como entrenador, mi trabajo es dosificar tu fatiga de manera correcta, quiero que en esta fase te sientas cómodo y cómoda con el entrenamiento, no significa que no haya esfuerzo pues sin el esfuerzo correcto no hay mejora (principio del estímulo eficaz).

Voy a explicarlo con un ejemplo, imagina que mi objetivo son las pruebas de la policía nacional, necesito trabajar todas las capacidades físicas básicas, pues todas se pondrán a prueba. Si no he hemos entrenado en nuestra vida hasta ahora, sería bastante desmotivante hacer dominadas pues no podríamos hacer ninguna, o hacer 4 series de 200 metros de carrera, pues es muy probable que no podemos completarlas. Nuestra planificación se basará en una adaptación al entrenamiento de fuerza, en el que no tiene por qué haber dominadas, también tendremos carrera, pero quizás no sea interesante empezar con series a alta intensidad.

Esto es solo un ejemplo, cada persona es un mundo, simplemente quiero que entendamos el concepto.

En resumen, no tengas prisa, vamos a hacer las cosas bien, recuerda que, tanto en la vida como en el entrenamiento, la tortuga llegará más lejos que el conejo, mantén tu objetivo claro y un ritmo de entrenamiento óptimo.

En futuros artículos explicaremos las siguientes fases de la planificación, nosotros queremos construir buenos cimientos en tu entrenamiento y en tu físico, queremos que consigas tus objetivos, pues a partir de ahora tus objetivos también son los míos, juntos lo conseguiremos. ¡Dale caña!

Javier Campillo.

Coordinador Reto 360 Oposición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s