5 EJERCICIOS PARA ALIVIAR EL DOLOR CERVICAL

El dolor cervical, dolor de cuello o cervicalgia es uno de los principales síntomas que nos encontramos en el día a día. . El dolor cervical es muy frecuente con una prevalencia entre el 10-13%, apareciendo en algún momento de la vida hasta en un 70% de la población. Ocasionando entre 11-14% de bajas laborales. Los hábitos diarios socialmente establecidos pueden provocar y provocan malestar,  en esta zona de cuello. Pasar muchas horas delante de una pantalla, conduciendo o simplemente una mala postura a la hora de mirar el móvil, produce sobrecarga en los músculos paravertebrales y deriva en dolor y fatiga.

Podemos encontrar causas muy diversas que provoquen cervicalgia. Un latigazo cervical provocado por un accidente de tráfico, una hernia o protrusión discal o la más común de todas que es el desgaste osteoarticular. Este, es el provocado por el desgaste de día a día, de forzar el cuello y de tener malas posturas. Los síntomas pueden ser variados en función del grado de nuestra patología, llegando desde un malestar o torticolis hasta mareos y vértigos.

A pesar del malestar y los impedimentos que provocan el avance médico rechaza a toda costa la intervención quirúrgica en esta zona del cuerpo. Por ello, se trata con la suministración de analgésicos y calmantes para evitar el dolor, sobre todo a la hora del descanso. Sim embargo, el mejor tratamiento y menos invasivo es la terapia a través del ejercicio.

A través del ejercicio se realizan movimientos de relajación muscular, de amplitud de movimiento en el caso de que este se vea limitado, y el último y más importante: el fortalecimiento. Con este, conseguimos reforzar y tonificar la musculatura paravertebral y poder aportar soporte a la columna, evitando así el posible pinzamiento de un nervio que provoque dolor.

Para ello proponemos 5 Ejercicios clave para conseguirlo:

  • Estiramiento Lateral del Cuello:

Nos colocamos sentados, inclinamos el cuello hacia un lado y el mismo brazo lo colocamos en la zona lumbar. Después, podemos hacer una ligera presión sobre el cuello con el otro brazo libre.  

  • Circunducción de la cabeza:

Realizamos un movimiento circular con la barbilla pegada al cuerpo, mirando hacia abajo. Debemos de tener cuidado y no forzar el movimiento en ningún momento.

  • Doble Mentón:

Colocaremos los dedos en el mentón y realizaremos una ligera presión hacia delante. Progresivamente iremos aplicando más presión pero sin llegar a provocar dolor.

  • Anti rotación Isométrica:

Al igual que en el ejercicio anterior, colocaremos la mano o con ayuda de un compañero o una goma en un la parte izquierda de la barbilla. A continuación realizaremos presión hacia el lado izquierdo, aguantando 5-6” y después en el otro lado.

  • Face Pull:

Con una goma o la polea, realizaremos una repetición llevando los codos a la altura de los hombros.

Todos ellos, no son más que los principales ejercicios que yo haría para poder conseguirlo. Cabe decir que deben de estar dentro de un proceso y que se repita en el tiempo. Todo esto provocará la mejora consustancial de nuestro cuello, pudiendo conseguir aliviar el dolor de forma permanente y sin necesidad de fármacos en el proceso. Me despido recordando que:

“El dolor es opcional, nuestro bienestar no”

Un saludo,

Ginés López 

Coordinador Reto 360 Rehab

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s